ZONA ARQUEOLÓGICA DE CACAXTLA, TLAXCALA.

En este sitio podemos admirar el impresionante Mural de la Batalla.

El centro de la ciudad de Cacaxtla es un Gran Basamento que cuya estructura mide 200 metros de largo por 110 de ancho y 25 m de alto, es una plataforma natural que da una fina posición defensiva y una vista imponente del terreno circundante. Los principales edificios religiosos y civiles de la ciudad estaban ubicados en esta plataforma, así como las residencias de la clase sacerdotal. Muchas otras pirámides más pequeñas y bases de templos se encuentran en las cercanías de la plataforma principal. Se cree que Cacaxtla fue capital del pueblo olmeca-xicallanca. Situada frente al cerro Xochitécatl, Cacaxtla combina características de un centro ceremonial con un sitio de habitación de la élite y de fortificación, ya que la ciudadela estuvo rodeada de fosos defensivos, además de murallas de tierra para su protección. El más famoso de los murales de Cacaxtla es el "Mural de la Batalla", ubicado en la parte norte del basamento, el cual está plasmado en una pared inclinada de piedra caliza que es parte de la base de un templo y está dividida en dos por una escalera central. El mural retrata a dos grupos de guerreros en batalla: de un lado están los guerreros jaguar olmecas, armados con lanzas, cuchillos de obsidiana y escudos redondos, que están claramente derrotando un ejército invasor huasteco de guerreros pájaro (algunos de los cuales están desnudos y en varias etapas de desmembramiento). Atte. Gerardo Hernández Amador.